Comunicación masiva y Covid-19 en Latinoamérica

Imagen de annashvets.com

Agosto de 2020

Sandra Meléndez

Durante los más de 4 meses de cuarentena preventiva en Colombia, los medios de comunicación han dejado muy claro el alto riesgo que corren las personas mayores de 60 años con respecto a la Covid-19, pero muy poco o nada se ha informado sobre otro grupo poblacional igualmente vulnerable, no solo desde el enfoque médico sino especialmente desde el impacto social: las personas con discapacidad.

Según el informe emitido por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) el pasado 30 de julio, la actual pandemia representa un mayor riesgo tanto para los 85 millones de personas mayores de 60 años y los 70 millones de personas con discapacidad que hay en América Latina y el Caribe, pues “la propagación del virus puede dificultar el tratamiento de las enfermedades crónicas más frecuentes en estos grupos, exponiéndolos a una muerte anticipada”. Antes de esta crisis de salud pública la OMS aseguraba que la tasa de personas con discapacidad (alrededor del 15% de la población en el mundo) aumentaba a causa del envejecimiento de la población y el aumento de enfermedades crónicas a nivel mundial. En conclusión, la situación de discapacidad es uno de los ejes estructurantes (al igual que el estrato socioeconómico, el género, la etapa del ciclo de vida, la condición étnico-racial, el territorio, y el estatus migratorio, entre otros) que "generan escenarios de exclusión y discriminación múltiple y simultánea, que redundan en una mayor vulnerabilidad ante la enfermedad", aseguran CEPAL-OPS.

La CEPAL ha resaltado durante 2020 aspectos concernientes a la comunicación masiva y su responsabilidad social en el marco de la propagación del Covid-19 a escala planetaria, tanto en accesibilidad de contenidos e infraestructura como en l papel de los medios de comunicación en la reconstrucción de las vidas de la población con discapacidad. Por un lado, CEPAL y la OPS afirman que la falta de información sobre la pandemia en formatos accesibles es uno de los factores que puede aumentar el riesgo de contagio de las personas con discapacidad. Por el otro, la CEPAL en el informe específico publicado tres meses antes "Personas con discapacidad ante la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en América Latina y el Caribe: situación y orientaciones", afirmó que “las medidas de confinamiento pueden aumentar las barreras que enfrentan las personas con discapacidad para acceder al sistema educativo y a un trabajo decente con ingresos suficientes y protección social, lo que profundiza su situación de exclusión y marginación”, dos áreas en las que precisamente el acceso a la información y la comunicación, especialmente a través de dispositivos como la radio y la televisión a losque hogares con personas con discapacidad sí pueden tener acceso, ha mitigado un impacto negativo en la población general.